Entrevistado por la agencia IRNA (agencia de la Republica Islamica de Iran) acerca de los recientes acontecimientos que se están verificando en Egipto, Tiberio Graziani, director de Eurasia. Revista de Estudios Geopolíticos, y presidente del IsAG – Instituto de Altos Estudios de Geopolítica y Ciencias Auxiliarias, ha concedido la siguiente declaración:

La situación en Egipto y en el resto del Norte de África, en particular, la de Túnes y Argelia, es muy compleja y confundida.

Desde un punto de vista geopolítico, la desestabilización en curso abre dos hipotéticas y opuestas perspectivas.

La primera es la perspectiva propagada por los mass media y por los analistas occidentales que predicen una solución democrática coherente con los dictámenes de la ideología occidental EEU-céntrica, por lo tanto una evolución de la protesta popular de tipo “laico” y no islámica.

Si este escenario – que, como es obvio, es aquel apoyado y promovido por Washington y Tel Aviv – se hiciese realidad, las consecuencias directas serían desastrosas para todo el Cercano y Medio Oriente, ya que se asistiría a una militarización de la región en beneficio de los EE.UU ( radicada con Camp Bondsteel, Africom, Centcom), y una sucesiva expansión de su “special partner” regional, Israel, a partir de la división del Sudán, como inicio de un proceso de fraccionamiento de la región.

El debilitamiento económico, político e institucional que se originaría, obligaría a los sucesores de Mubarak a seguir de modo servil las indicaciones provenientes desde Washington, transformando a Egipto en un verdadero vasallo de los EE.UU.

La otra pespectiva, más conforme a los intereses de las poblaciones de los países del Cercano y Medio Oriente, es aquella que se podría realizar en caso de que las potencias regionales emergentes, la Turquía de Erdoğan – Gül – Davutoğlu y la República islámica de Irán, asumiesen un rol internacional de referencia por las protestas en curso. Si así fuese, las influecias externas a la unidad geopolítica constituida por la cuenca mediterránea y por el Cercano y Medio Oriente estarían equilibradas y frenadas”.

(Trad. di V. Paglione)

Articolo precedente

Graziani all'IRNA sulle turbolenze in Nordafrica

Articolo successivo

"La situation en Egypte est très complexe et confuse"