IMPERIALISMO E IMPERIO

El imperialismo, la "fase superior del capitalismo" Imperialismo es un lema del vocabulario moderno, neologismo relativamente acuñado recientemente, son de las voces comúnmente formadas por...

La crisis en Libia y sus repercusiones económico-energéticas en Italia

Libia produce 1,8 milliones de barriles de petróleo al día (bpd), que proceden esencialmente de un yacimento ubicado en el extremo occidente del país,...

Tiberio Graziani entrevista al Embajador Iraní

Matteo Pistilli y Tiberio Graziani han entrevistado para la revista de estudios geopolíticos Eurasia (www.eurasia-rivista.org), a su Excelencia el Embajador de la República Islámica de Irán ante el Estado italiano, Seyyed Mohammad Alí Hosseini. Durante el encuentro, el Embajador ha expresado las razones de Teherán por lo que respecta las recientes sanciones de parte de la ONU y ha expuesto el papel de la República Islámica en el ámbito regional y mundial, haciendo particular referencia a las relaciones que mantiene con Turquía, China, Rusia y Brasil.

LA GUERRA CIVIL ISLÁMICA

“Omnia divina humanaque iura permiscentur” (César, De bello civili, I, 6). La guerra civil propiamente es un conflicto armado de amplias proporciones, en el que...

El equívoco del semitismo y del antisemitismo

Si para gran parte de los Sefarditas se puede suponer un origen parcialmente semítico, aunque no necesariamente hebreo , por cuanto respecta a los Judíos asquenazíes, que representan las nueve décimas partes del judaísmo mundial, las cosas resultan completamente diferentes, ya que la mayoría de aquellos que en la Edad Media profesaban el judaísmo eran Jázaros. La afirmación de esta verdad histórica tiene consecuencias devastadoras sobre el mito sionista del “retorno” judío a Palestina. De hecho, es evidente que, si la mayoría de los Judíos actuales extrae su origen de los Jázaros, la pretensión sionista es destituida de su fundamento, ya que los descendientes eslavizados de un pueblo túrcico originario de Asia central no pueden ciertamente ostentar ningún “derecho histórico” sobre una región de Oriente Próximo.

Círculos de solidaridad

Bruno Amoroso (Profesor de Economía Internacional y Desarrollo en la Universidad de Roskilde en Dinamarca), en su libro Europa y el Mediterráneo, desarrolla una...

LA LOGICA DE LA GEOFINANZA Y SU ACCIONAR SOBRE LA AMÉRICA ROMÁNICA

LA LOGICA DE LA GEOFINANZA Y SU ACCIONAR SOBRE LA AMÉRICA ROMÁNICA 1 Entre los varios aspectos seductores que plantea el fenómeno de la globalización,...

América indiolatina y Eurasia: los pilares del nuevo sistema multipolar

El aventurerismo estadounidense en Georgia y la profunda crisis económico-financiera que afecta a todo el sistema occidental han evidenciado definitivamente la incapacidad de los Estados Unidos para gestionar el actual momento histórico. Los paradigmas interpretativos basados en las dicotomías Este-Oeste, Norte-Sur, centro-periferia no parece que sean válidos para delinear los próximos escenarios geopolíticos. Una lectura continental y multipolar de las alianzas y de las tensiones entre los actores globales nos permite identificar en la América indiolatina y en Eurasia los pilares del nuevo sistema internacional.

ES DIFICIL SER TURCO. ANÁLISIS DE UN LIBRO SOBERANISTA EURASIATISTA

Miembro de la OTAN y candidato a la UE, Turquía tiene una corriente soberanista para la que marcha hacia Europa se percibe como una...

Breve nota sobre el Ártico

La historia geopolítica de la región Ártica puede ser subdividida, en una primera aproximación, al menos en tres ciclos. Un primer gran ciclo, que podríamos denominar el ciclo de las grandes exploraciones y de la primera maritimización ártica, puede situarse entre 1553, es decir, cuando el navegador Hugh Willoughby partió en busca del paso del Nordeste, y la segunda mitad de los años veinte del siglo XIX. Con el ingreso del recién llegado en el club de las naciones circumpolares comienzan a germinar las fricciones que marcarán la posterior historia geopolítica de la región Ártica. Es este el ciclo de la soberanía o de las reivindicaciones territoriales, que empiezan precisamente en 1826 con una delimitación de las fronteras que termina en 1991, con la disolución de la URSS. El tercer ciclo, que podríamos definir de la identidad regional ártica o del multilateralismo y que podemos situar entre 1990 y los primeros años del siglo actual, está marcado por el escaso compromiso de Moscú –geopolíticamente replegado sobre sí mismo tras el colapso del edificio soviético –en el sostenimiento de sus intereses regionales, por las renovadas tensiones entre Canadá y los Estados Unidos, por una tímida presencia de la Unión Europea, que enuncia la llamada política de la Dimensión Nórdica, y, en particular, por algunas iniciativas internacionales o multilaterales.
pulvinar eleifend vulputate, velit, nunc commodo
0

Your Cart